Continúa el conflicto en Bo De Debó, continúa la Solidaridad

El pasado sábado 4 de febrero, compañeros de la CNT-AIT de Las Palmas de Gran Canaria, se solidarizaron con los compañeros de Manresa en conflicto con la empresa Bo De Debo, informando a los trabajadores de Carrefour y a sus clientes en el Centro Comercial La Ballena del mismo.



Recordamos el conflicto:

La empresa Bo De Debó en Manresa, despidió a uno de sus trabajadores por organizarse en la Sección Sindical de CNT y elaborar una tabla reivindicativa.

Dicha tabla reivindicativa, de aplicarse, suponía mejorar y subsanar las grandes deficiencias en materia de seguridad e higiene de esta empresa y por ende mejorar las condiciones de trabajo, además de mejoras la organización de los horarios y las vacaciones, mejoras en las instalaciones, en la formación y en la contratación.

Sin embargo, la empresa reaccionó despidiendo a los delegados de la sección sindical de CNT. Algo que entendemos es claramente represión sindical ante la organización de los trabajadores y su búsqueda de unas condiciones de vida mejores. Nuestras armas ante estos ataques son la solidaridad y el apoyo mutuo.

Es por eso que la CNT de Las Palmas volvió a acudir a Carrefour, uno de los clientes de Bo De Debo, a informar a los trabajadores del conflicto y pedir a sus clientes que no consuman en Carrefour mientras esté abierto este conflicto y Carrefour siga proveyéndose de dicha empresa.

Esta vez, sobre las 11:30 de la mañana, varios compañeros acudieron al CC La Ballena y hablaron directamente con el Coordinador del centro de Carrefour, que en otras ocasiones no se encontraba, el cual intentó persuadirnos para no realizar el reparto, ya que según él, la información sindical es un delito, él sabrá. Llamó a los gorilas del Centro Comercial y nos acompañaron amablemente hasta la puerta del mismo.

Es igual, el reparto a las puertas del Centro Comercial, fue, si cabe, más productivo, pues recibimos muestras de interés y apoyos de aún más gente y pudimos repartir, no sólo a los clientes y trabajadores de Carrefour, sino a todos aquellos que entraban o salían del Centro Comercial.

Solo esperamos que el conflicto se solucione favorablemente con los intereses de nuestros compañeros cuanto antes. Hasta entonces, seguiremos prestando nuestra solidaridad.